Skip to content

Este año tenemos una meta, que es exigente. Llegar a Cracovia es una meta física, pero la misericordia es la verdadera meta. Nuestro objetivo final es dejarnos abrazar por la misericordia de Dios y comprometernos a ser misericordiosos con los demás como el Padre lo es con nosotros en Jesucristo.

El Espiritu del Señor estuvo presente una vez más, guiándonos, llevándonos de su mano mostrándonos su misericoria, la inmensa misericordia que tiene por nosotros, nos cuida, vela por nosotros, nos reconforta , nos anima , nos hace tener nuevamente esperanza.

Asi fue la jornada llena de su amor , dándonos luz sobre nuestra oscuridad, seguimos nuestro camino a la Jornada Mundial de la Juventud, preparandonos para recibirlo .

Somos aquel hijo que en algún momento se ajejó de su Padre y que Hoy se da cuenta que sin su amor no podemos seguir.  Gracias Señor por tu palabra una vez más.

Estamos casi listos, ya tenemos fecha, hora  y lugar de salida y toda la información necesaria de lo que hay que llevar al viaje. Empezamos a sentir ese espíritu que existe en todas las jornadas mundiales de la juventud.

Y asi como nosotros, otros grupos de jóvenes peregrinos estarán de paso por Berlin, nos tocará tambien ser sus anfrintiones.

Norma 4Norma 3Norma 2Norma1

Norma 5

Published inCracaw

Be First to Comment

Deja un comentario

Blog de la Misión Catolica en Berlín